El BID presenta una nueva metodología para estimar los costos de congestión vehicular

La congestión llega a triplicar el tiempo necesario para transportar mercancías en algunas ciudades: es de 342 por ciento para São Paulo, 225 por ciento para Barranquilla y 140% para Santiago.

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) presentó los resultados iniciales de una nueva metodología diseñada para medir los costos generados por la congestión vehicular y entender cómo impactan en la economía y en la productividad de las ciudades de América Latina y el Caribe.

La aplicación piloto de la metodología, coordinada por el Rensselaer Polytechnic Institute, se realizó en tres modelos diferentes de ciudad: una capital céntrica, Santiago de Chile; una megaciudad, São Paulo en Brasil; y una ciudad-puerto, Barranquilla, en Colombia.

El análisis preliminar de los datos recabados, basados en tres rutas de entregas de carga, indica que congestión y demoras excesivas en la recepción de las cargas incrementan de forma sustancial los costos operacionales disminuyendo la competitividad de la región. El tiempo adicional recorrido para realizar una entrega llega a triplicar el tiempo que se emplearía en el transporte de mercancías en algunas ciudades: es de 342 por ciento para São Paulo, 225 por ciento para Barranquilla y 140 por ciento para Santiago. Los estimados sugieren que el impacto de la congestión en cadenas logísticas -medido por el costo de transporte respecto al costo sin congestión- es en promedio 155 por ciento para São Paulo, 154 por ciento para Barranquilla y 117 por ciento para Santiago.

Estas aplicaciones piloto son el punto de partida de la metodología impulsada por la División de Transporte del BID que medirá los tiempos y estimará los costos que la congestión vehicular causa en el transporte de mercancías en las ciudades. La metodología permitirá diseñar soluciones adaptadas a cada caso para reducir el impacto económico de la congestión vehicular.

Entre un 60 por ciento y un 70 por ciento del Producto Bruto Interno de los países de la región se genera en los centros urbanos. Los cuellos de botella y los retrasos que la congestión genera son muy significativos dada la importancia de las ciudades en las cadenas de abastecimiento y la distribución final de los productos de consumo.

La presentación de los estudios piloto tuvo lugar en la sede del BID, en Washington, D.C., con presencia de representantes del sector privado y académico de Barranquilla, Bogotá y Cali Colombia, Ciudad de Panamá, Lima Perú, Ciudad de México, San José en Costa Rica, Santiago de Chile y São Paulo en Brasil.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s