Philippines: Additional Funding to Boost Rural Development

 

 

brasil-azucar

MANILA, JANUARY 12, 2018 – The World Bank’s Board of Executive Directors has approved US$ 170 million of additional financing for the Philippine Rural Development Project (PRDP), designed to boost rural incomes and reduce poverty in the country.

Jointly implemented by local government units and the Department of Agriculture (DA), the additional financing will also support development of rural infrastructure such as roads, bridges, communal irrigation systems, potable water supply, solar dryers, greenhouses, and composting facilities.

More than 400,000 rural residents are estimated to directly benefit from the project’s infrastructure initiatives, and another 100,000 persons would benefit from the development of rural enterprises.

“The PRDP is one of the most innovative projects of the Philippines,” said Mara K. Warwick, World Bank Country Director for Brunei, Malaysia, Philippines, and Thailand. “The practice of the Department of Agriculture preparing provincial commodity investment plans together with local governments have empowered local executives to mobilize additional resources and bring in programs of other government agencies. The PRDP helps to consolidate and efficiently plan programs and activities that alleviate poverty in rural areas.”

Targeting at least two million farmers and fisher-folk, the Philippine government developed PRDP in 2014 to improve rural infrastructure and support small business and livelihood projects across the country. The World Bank provided a loan and grant package amounting to US$ 501 million.

An initial assessment of the project documents its extensive benefits, including an increase in average household incomes by almost 60 percent, amongst communities with rehabilitated farm-to-market roads; a 43 percent reduction of travel time in those communities with better roads; and a 54 percent reduction of hauling costs of agricultural inputs. Residents also reported an increase in school attendance and higher levels of enrollment, faster response to medical emergencies, as well as improved peace and order in the communities served.

Hundreds of projects have been approved for the PRDP, including 232 projects that will deliver 1,700 kilometers of roads and bridges, 100 post-harvest facilities, 18 small-scale irrigation facilities encompassing 1800 hectares, and 512 enterprise projects with some 100,000 direct beneficiaries.

Under the PRDP, the DA provides technical and financial support to the planning process of provinces and municipalities, as well as in the implementation and delivery of services, rural infrastructure, and enterprise development based on provincial commodity investment plans, value chain analyses and suitable production areas.

This integrated planning approach is an important step in merging local priorities and national development programs, thus making the DA and local governments effective partners in the development of the farming and fishing sector.


PRESS RELEASE NO: 2018/01/12


Anuncios

Central African Republic – Water and Electricity Upgrading Project

light-bulb-water-inside-white-background-19984596

IDA Grant: $20.0 million equivalent

Project ID: P162245

Project description: This grant will help enhance SODECA’s (Société des Eaux de Centrafrique) and ENERCA’s (Energie Centrafricaine) operational performance and to increase access to improved water supply and electricity in Bangui and selected towns.


Contacts

Washington
Ekaterina Svirina
(202) 458-1042

esvirina@worldbank.org

OBSERVADORES PERMANENTES Y LA OEA, VALORES COMPARTIDOS, PROGRESO CONJUNTO

  • 71 países, 87 programas, 45 años resumen el compromiso que los observadores permanentes han mostrado con la OEA, sus países miembros y los valores que todos ellos comparten.

  • La relación de la OEA con los Observadores Permanentes está basada en la premisa de que en los temas transnacionales y transversales, la acción concertada y cooperación inter-regional son el camino hacia la efectividad.

 

“La voluntad manifiesta de los 72 Observadores Permanentes ante la OEA de incorporarse cada vez más a las actividades y proyectos de la Organización constituyen un reconocimiento palpable a la relevancia de nuestra región en el escenario global. Nuestra alianza con los Observadores no sólo ha llevado a mayores oportunidades económicas, derechos y democracia a nuestras poblaciones, sino que ha contribuido a estrechar relaciones entre los Estados miembros y los Observadores”.

Secretario General, Luis Almagro durante la Asamblea General de la OEA Junio 19, 2017

En 1971, la Asamblea General de la OEA aprobó la resolución que dio paso a la creación de la condición de observadores permanentes, una figura que desde ese momento ha permitido a países fuera de la región participar, contribuir y reforzar los principios, objetivos y programas de la Organización.  En ese momento se abrió un universo de oportunidades de cooperación que no solo traspasaría fronteras, sino también océanos y culturas.

Hoy, son países observadores de la OEA España, Francia o Italia, por ejemplo, naciones con fuertes e históricos lazos con la región. Pero también lo son otros tradicionalmente menos asociados con las Américas, como Azerbaiyán, Benín, Islandia, Letonia, Eslovenia, Sri Lanka y Yemen. Todos ellos, sin embargo, tienen en común haber estrechado los lazos con el continente americano a través de la OEA.

España fue el primer país que en 1972 obtuvo la condición de observador y el primero en crear una representación permanente con un Embajador. Luego, ese mismo año le siguieron Israel, Holanda, Italia, Francia, Alemania y Bélgica. En los siguientes 44 años se han sumado otros 64 países que, con el mismo espíritu, han participado y apoyado la labor de la Organización, logrando ampliar el impacto de su cooperación internacional.

 

Ganancia de doble vía:

Los Observadores Permanentes son socios clave para llevar a cabo la misión de la OEA, brindando apoyo a los programas y conectando las Américas con la comunidad global. A través de su participación en la OEA, los observadores impulsan los esfuerzos de la Organización para fortalecer la democracia, defender los derechos humanos, asegurar un enfoque multidimensional de la seguridad y fomentar el desarrollo integral.

Desde el apoyo a iniciativas de ciberseguridad y registro civil, hasta programas de asistencia en desastres y misiones para la promoción de la paz y la lucha anticorrupción, los observadores han dado un apoyo esencial para alcanzar los principales objetivos planteados por los países miembros de la Organización regional. Es así como entre 2015 y 2016, las contribuciones de los observadores a los programas de la OEA sumaron más de 31 millones de dólares, lo cual demuestra el valor y la confianza que depositan en ella como socios en la búsqueda de soluciones para enfrentar los desafíos más apremiantes no sólo de la región, sino también a nivel global.

Pero la cooperación de la OEA con los Observadores Permanentes va más allá de contribuciones financieras dedicadas a proyectos específicos y áreas prioritarias; también abarca asistencia técnica, becas académicas, oportunidades de formación profesional y el intercambio de mejores prácticas y de experiencias de país a país, visitas de campo y entrenamientos para funcionarios de los Estados miembros, entre otras actividades.

Los frutos de la cooperación OEA-Observadores se evidencian en programas e iniciativas que han tenido resultados concretos y un impacto directo en la vida de millones de habitantes del hemisferio. Ejemplo de esto son:

    • La creación de la Misión de Apoyo contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras (MACCIH) en 2016, con la cual se ha logrado mejorar la calidad de los servicios prestados  por el sistema de justicia y en la prevención de la corrupción y la impunidad
    • Avances en la promoción de medidas de confianza mutua en diferendo territorial entre Belize y Guatemala
    • La Misión de Apoyo al Proceso de Paz (MAPP) en Colombia que ha monitoreado, acompañado  y verificado el proceso desde 2004
    • Desde 2015, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos ha podido procesar 52.013 documentos y ha recibido 1.089 nuevos peticiones gracias a la implementación de un sistema electrónico individual de peticiones.
    • La creación  de la Relatoría Especial para los derechos económicos sociales culturales y ambientales

“El sistema interamericano es un sistema único, un ejemplo para el mundo entero. Si bien somos un país geográficamente remoto, la República de Serbia respeta los principios fundamentales y comparte los valores en los que se fundó la OEA, incluyendo, el respeto del derecho internacional, la coexistencia pacífica, la soberanía de los Estados y la democracia, los derechos humanos, la cooperación y la solidaridad”.

Director de Politicas del Ministerio de Relaciones Internacionales y Jefe de Delegación de Serbia
Embajador Zoran Vujić

  • Fortalecimiento del programa de Universalización de la Identidad Civil en las Américas (PUICA ) por medio de proyectos que se han implementado en 19 países miembros  y que han  ayudado a ampliar la cobertura de registros de nacimiento, lo que ha contribuido a que el subregistro de menores se reduzca del 11% en 2008 al 6% en 2016
  • El fortalecimiento de la Red Interamericana de Administración Laboral (RIAL) que promueve el trabajo decente, digno y productivo entrenando a más de 1.000 servidores públicos, y que cuenta con 140 programas de cooperación en el tema laboral.
  • El programa de facilitadores judiciales que hoy se encuentra implementado en 8 países donde 12,541 facilitadores  ofrecen información guía y colaboración con las autoridades para resolver temas judiciales a nivel local
  • La creación de la Red de Recuperación de Activos en el Caribe que facilita los procesos de identificación, congelación y confiscación de activos.
  • El desarrollo de 6 estrategias nacionales de ciberseguridad en la región y la ampliación a 21 de los países de la región que cuentan con equipos de respuesta rápida a incidentes de seguridad informática
  • Creación de la Red Interamericana de Educación Docente, que ha colaborado con 17 Ministerios para promover la educación profesional de los docentes, logrando llegar a más de 23.000 educadores.

Por otro lado, el status de observador, permite a países fuera del hemisferio acceder a un foro diplomático multilateral diverso en medio del cual contribuyen al rico diálogo sobre temas internacionales. En un mundo cada vez más interconectado e interdependiente, el trabajo con los observadores permite fomentar y trazar una nueva era de colaboración para la paz, la seguridad y el desarrollo en las Américas.

Cada año, la Asamblea General de la OEA ofrece una plataforma de diálogo entre los países miembros y los países observadores. En el contexto de este encuentro hemisférico las autoridades de los países observadores presentan sus visiones y prioridades de lo que significa para ellos la cooperación con la OEA y de cómo esperan continuar fortaleciendo el trabajo con la Organización.

Al ver crecer año a año el interés de naciones físicamente lejanas por acercarse a la región de las Américas mediante un socio como la OEA, se hace evidente que los lazos de cooperación que unen al hemisferio con el resto del mundo son precisamente aquellos en los que la OEA ha puesto su esfuerzo: promover el desarrollo, la paz, la prosperidad y la igualdad de derechos para todos. El voto de confianza que 72 naciones han depositado en el trabajo de la Organización trae consigo un compromiso muy alto, uno que es entendido y valorado más allá de lo que hoy conocemos como las fronteras marcadas por el Pacifico y el Atlántico y que da un renovado sentido a la palabra “asociación”.

 

 

 

 

 

 

Panamá mejorará la conservación y gestión del patrimonio cultural y natural con apoyo del BID

hoteles-en-aguascalentes-semana-santa-1

El programa, manejado de manera conjunta por el Instituto Nacional de Cultura (INAC) y el Ministerio de Ambiente (MiAmbiente), velará por la conservación y gestión del patrimonio cultural y natural 

El Instituto Nacional de Cultura (INAC) y el Ministerio de Ambiente (MiAmbiente) trabajarán de manera coordinada en un programa para la conservación y gestión del patrimonio cultural y natural de Panamá, con financiamiento de US$107 millones del Banco Interamericano de Desarrollo (BID). El programa es pionero en la región al manejar bienes naturales y culturales de manera conjunta entre diferentes instituciones estatales.

El objetivo del programa es contribuir a la preservación y puesta en valor de los bienes patrimoniales del país. Para ello, aumentará el acceso de la población a bienes culturales, mediante la rehabilitación de tres sitios de patrimonio cultural, el Museo Arqueológico y Antropológico Reina Torres de Araúz, y las fortificaciones de San Lorenzo y Portobelo. Las obras incluyen la provisión de infraestructura turística básica, el desarrollo de museografía, la implementación de programas educativos, y el desarrollo e implementación de un plan de manejo.

Por otro lado, preservará cuatro áreas naturales protegidas mejorando su gestión y sostenibilidad financiera: el Parque Nacional de Coiba, el Parque Nacional de Volcán Barú, el Parque Nacional de Portobelo y el Bosque Protector y Paisaje Protegido de San Lorenzo. Fortalecerá la gestión del patrimonio natural y desarrollará el potencial turístico de bajo impacto de forma sostenible con el medio ambiente, solo en áreas protegidas que tengan un plan de uso aprobado que establezca normas para su manejo y conservación.

El programa también permitirá a Panamá mantener compromisos internacionales, como preparar la Ciudad de Panamá para ser Capital Iberoamericana de la Cultura en 2019 y cumplir con las metas de Aichi para la biodiversidad en 2020. También contribuirá a emprender acciones para que las fortificaciones de Portobelo y San Lorenzo sean retiradas de la Lista de Patrimonio Mundial en Peligro de la UNESCO.

El patrimonio cultural y natural enriquece a la humanidad y aporta al desarrollo inclusivo y sostenible. Este programa utilizará la preservación del patrimonio como catalizador de procesos productivos que crean empleos y contribuyan al desarrollo socioeconómico, cultural y ambiental del país. El programa implementará un Plan de Desarrollo Comunitario en Portobelo para fomentar la participación de la comunidad, procurando que los mayores beneficios y oportunidades sean para la población local.

El financiamiento del BID por US$107 millones tiene un plazo de amortización de 25 años, un período de gracia de 5,5 años y una tasa de interés basada en LIBOR. Está compuesto por dos préstamos, uno de US$45 millones para el INAC, y otro de US$62 millones para MiAmbiente, que serán ejecutados de forma coordinada, pero independiente, por cada una de estas instituciones.

Sobre el BID

El Banco Interamericano de Desarrollo tiene como misión mejorar vidas. Fundado en 1959, el BID es una de las principales fuentes de financiamiento a largo plazo para el desarrollo económico, social e institucional de América Latina y el Caribe. El BID también realiza proyectos de investigación de vanguardia y ofrece asesoría sobre políticas, asistencia técnica y capacitación a clientes públicos y privados en toda la región.

Brasil fortalecerá el desarrollo urbano integrado y sostenible de João Pessoa con apoyo del BID

Foto Desarrollo Urbano

El crédito de US$100 millones beneficiará a más de 5.000 familias vulnerables con mejores soluciones habitacionales 

Brasil mejorará las condiciones de vida de familia vulnerables del Municipio de João Pessoa con un préstamo de US$100 millones aprobado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID). El préstamo fortalecerá el desarrollo urbano integrado y sostenible mediante la planificación, gestión urbana y pública.

El objetivo del programa será beneficiar más de 5.000 familias con soluciones habitacionales e infraestructuras complementarias. Se espera reducir el déficit habitacional para las familias de bajos ingresos en un 17 por ciento y se ofrecerán 320 viviendas tituladas a mujeres jefes de familia de la región del medio río Jaguaribe.

El proyecto también modernizará los instrumentos de gestión y prestación de servicios públicos y ampliará la recaudación tributaria a través de actualización del catastro de valores de inmuebles, programas de inteligencia y educación fiscal y un mejor modelo de gestión de contribuyentes. Incluirá capacitación de los servidores públicos municipales y mejor gestión patrimonial, de compras y de gastos.

Además, se espera reducir el tiempo promedio de atención a las emergencias del servicio de atendimiento médico de urgencia y un aumento en la recaudación del Impuesto a la Propiedad Inmobiliaria y de la valorización patrimonial inmobiliaria del Municipio de João Pessoa.

El crédito del BID por US$100 millones tiene un plazo de amortización de 24 años, un período de gracia de 6 años y una tasa de interés basada en LIBOR.La contrapartida local será de US$100 millones a cargo del Municipio de João Pessoa.

Sobre el BID

El Banco Interamericano de Desarrollo tiene como misión mejorar vidas. Fundado en 1959, el BID es una de las principales fuentes de financiamiento a largo plazo para el desarrollo económico, social e institucional de América Latina y el Caribe. El BID también realiza proyectos de investigación de vanguardia y ofrece asesoría sobre políticas, asistencia técnica y capacitación a clientes públicos y privados en toda la región.